Zona Clientes
User
Password
Campus e-Learning
User
Password
  • Zona Clientes
  • Campus E-Learning
Noticias  /  20 de febrero, Día Mundial de la Justicia Social

20 de febrero, Día Mundial de la Justicia Social

La Asamblea General de Naciones Unidas, el pasado 26 de noviembre de 2007, declaró que el 20 de febrero de cada año es el Día Mundial de la Justicia Social, con el objeto de sensibilizar a la sociedad de la importancia que tienen los principios de libertad, justicia y la paz en el mundo, consagrados en la Declaración de los Derechos Humanos, en línea con el derecho fundamental a la igualdad recogido en el artículo 14 de la Constitución Española.

20/02/2020

La Asamblea General de Naciones Unidas, el pasado 26 de noviembre de 2007,  declaró que el 20 de febrero de cada año es el Día Mundial de la Justicia Social, con el objeto de sensibilizar a la sociedad de la importancia que tienen los principios de libertad, justicia y la paz en el mundo, consagrados en la Declaración de los Derechos Humanos, en línea con el derecho fundamental a la igualdad recogido en el artículo 14 de la Constitución Española.

La temática del Día Mundial de la Justicia de este año 2020, es “Cerrar la brecha de las desigualdades para lograr la justicia social”, por ello este día debe hacernos reflexionar sobre cómo superar como sociedad cualquier atisbo de discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, que pueda existir hacia alguna persona.

En este sentido y teniendo como referencia los pilares que sostienen el Día Mundial de la Justicia Social, cabe señalar que todavía queda mucho trabajo por hacer en materia de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, pues mujeres y niñas siguen sufriendo la discriminación y la violencia en todos los lugares del mundo.

La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas” constituye el objetivo nº5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, que se adoptaron por todos los Estados Miembros en 2015 como un llamado universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030.

Lamentablemente, en la actualidad, 1 de cada 5 mujeres y niñas entre 15 y 49 años de edad afirmaron haber experimentado violencia física o sexual, o ambas, en manos de su pareja en los 12 meses anteriores a ser preguntadas sobre este asunto. Además, 49 países no tienen leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica. Asimismo, aunque se ha avanzado a la hora de proteger a las mujeres y niñas de prácticas nocivas como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina, que ha disminuido en un 30% en la última década, aún queda mucho trabajo por hacer para acabar con esas prácticas.

Si se facilita la igualdad a las mujeres y niñas en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se estarán impulsando las economías sostenibles y las sociedades y la humanidad en su conjunto se beneficiarán al mismo tiempo.

Estableciendo nuevos marcos legales sobre la igualdad de las mujeres en el lugar de trabajo y la erradicación de las prácticas nocivas sobre las mujeres es crucial para acabar con la discriminación basada en el género que prevalece en muchos países del mundo.

En este sentido, en España dicho derecho fundamental se regula en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que tuvo por objeto hacer efectivo el principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, en particular mediante la eliminación de toda discriminación, directa e indirecta, de las mujeres. Se trató de una ley pionera en el desarrollo legislativo de los derechos de igualdad de género en España.

No obstante, dicha ley generó resultados discretos, cuando no insignificantes y seguían persistiendo unas desigualdades intolerables en las condiciones laborales de mujeres y hombres, así que era necesaria la elaboración de un nuevo texto en materia de empleo y ocupación, que contuviera las garantías necesarias para hacer efectivo tal principio, con base en los artículos 9.2 y 14 de la Constitución Española. Por ello, en el pasado mes de marzo de 2019 entró en vigor el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. Dicha norma trajo consigo cambios en materia de Planes de Igualdad, ampliación del permiso de paternidad, obligación para las empresas de llevar un registro salarial, etc.

La desigualdad salarial entre mujeres y hombres es sin duda uno de los aspectos a atajar, pero las brechas laborales van más allá de la desigualdad salarial. Las brechas de género en el mercado laboral parten de una disparidad en participación en el empleo remunerado. Una vez en el mercado laboral, las mujeres afrontan una brecha en horas trabajadas, pues están mucho más expuestas a jornadas parciales involuntarias que sus homólogos varones. Además, la mayoría trabaja en ocupaciones feminizadas cuyos salarios/hora son claramente inferiores, en especial, en el componente de complementos salariales.

La discriminación no sólo existe si mujeres y hombres que realizan el mismo trabajo reciben diferente pago. La sobreexposición de la mujer en el trabajo no remunerado por la falta de corresponsabilidad de los hombres en los cuidados, la obligatoriedad de aceptar jornadas parciales de modo involuntario y la diferencia tan acusada en complementos salariales nos deben hacer pensar que las mujeres afrontan demasiadas barreras para avanzar hacia la equidad de género en el mercado laboral. Queda mucho camino por recorrer, de eso no queda ninguna duda.

Autora: Claudia Grasa - Directora de Proyectos Departamento Técnico PS

Reconocimientos y participación

Top 100.000 EmpresasEmpresa Responsable con el VIH  y el Sida en EspañaWorld Compliance AssociationSTAREGISTERMicrosoftHiscoxEmpresa colaboradora Un Reto Social EmpresarialRecomendados por AEPSALEstrategia de emprendimiento y empleo jovenMiembros firmantes del Pacto de LuxemburgoMiembros de AENOAIntedya
 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar   Rechazar