Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Clientes
User
Password
Campus e-Learning
User
Password
  • Zona Clientes
  • Campus E-Learning
Noticias  /  Derecho de protección de Datos vs. Derecho a la libertad sindical

Derecho de protección de Datos vs. Derecho a la libertad sindical

14/04/2021

La colisión de los derechos fundamentales sirve para imponer los límites que deben existir entre ambos, ya que ningún derecho fundamental tiene carácter absoluto o ilimitado. En este caso, vamos a ver como el derecho a la protección de datos confronta con el derecho a la libertad sindical y como deben entenderse ambos según una reciente sentencia del Tribunal Supremo.
 
El derecho fundamental a la libertad sindical, recogido en el artículo 28.1 de la CE se configura como el derecho de todas las personas a sindicarse libremente, lo cual incluye poder crear un sindicato o poder afiliarse a cualquiera de ellos. Este derecho se regula y desarrolla, principalmente, en la Ley Orgánica de Libertad Sindical y en el Estatuto de los Trabajadores, donde se detalla que contenidos quedan incluidos dentro de este Derecho, donde podemos encontrar:
 
Art.10.3 Ley Orgánica de Libertad Sindical: los delegados sindicales tienen derecho al acceso a la misma información y documentación que la empresa ponga a disposición del comité de empresa o de los órganos de representación de las Administraciones Públicas, con el correspondiente sigilo profesional.

Art.62.2 y 64 del Estatuto de los Trabajadores: Tiene derecho a ser informado y consultado por el empresario sobre aquellas cuestiones que puedan afectar a los trabajadores, así como sobre la situación de la empresa y la evolución del empleo…es decir, datos esenciales para el ejercicio de su labor de control y la defensa de los intereses de los trabajadores.
 
Y en este último punto es donde podemos ver la implicación del Derecho a la protección de Datos Personales y preguntarse ¿Qué prevalece? o ¿Dónde estaría el límite?
 
La Agencia Española de Protección de Datos señala que:
 
"la función de vigilancia y protección de las condiciones de trabajo atribuida a las Juntas de Personal por la Ley 7/2007 (y, antes, por el artículo 9 de la Ley 9/1987) puede llevarse a adecuado desarrollo sin necesidad de proceder a una cesión masiva de los datos referentes al personal que presta sus servicios en el Órgano o Dependencia correspondiente. Sólo en el supuesto en que la vigilancia o control se refieran a un sujeto concreto, que haya planteado la correspondiente queja ante la Junta de Personal, será posible la cesión del dato específico de dicha persona. En los demás supuestos, la función de control quedará plenamente satisfecha mediante la cesión a la Junta de Personal de información debidamente disociada, según el procedimiento definido en el artículo 3.f) de la Ley Orgánica 15/1999, que permita a aquélla conocer las circunstancias cuya vigilancia le ha sido encomendada sin referenciar la información en un sujeto concreto, esto es, sobre personas identificadas o identificables".
 
Aunque hace referencia a la normativa antigua, es también aplicable con la nueva normativa en vigor, la Ley 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales y el Reglamento General de Protección de Datos.
 
Está línea interpretativa, nos la confirma la reciente Sentencia del Tribunal Supremo – Sala Tercera de 9 de febrero de 2021, ante un recurso de casación que resuelve señalando que:
 
No está autorizado por ley, lo cual se configuraría como una excepción a la prohibición de cesión de datos personales, la cesión indiscriminada de datos personales, cuando los representantes sindicales no han hecho siquiera mención a su necesidad o relevancia para el ejercicio de sus funciones sindicales. Al faltar esta justificación las personas titulares de sus datos, pierden la disposición de poder de los mismos (lo cual intenta evitar la normativa de protección de datos).
 
Es decir, solo cuando sea necesario y justificado para realizar sus funciones sindicales se podrá solicitar la cesión de datos personales del personal, en caso contrario, deberá entregarse disociando los datos o siempre, con el consentimiento (no nos olvidemos que debe ser expreso, inequívoco e informado) de las personas interesadas.
 
Por otro lado nos recuerda que la protección de datos personales va directamente ligada a la privacidad de las personas y no solo a su intimidad, por tanto, aquellos datos que hagan referencia a su identificación, tipo de puesto de trabajo o fecha en la que se inició la prestación de servicio quedarían protegidos por la normativa.
 
 
Fadua Embark – Directora de Proyectos y Consultora Técnica

Reconocimientos y participación

Top 100.000 EmpresasEmpresa Responsable con el VIH y el Sida en EspañaWorld Compliance AssociationSTAREGISTEREmpresa colaboradora Un Reto Social EmpresarialRecomendados por AEPSALEstrategia de emprendimiento y empleo jovenMiembros firmantes del Pacto de LuxemburgoMiembros de AENOAIntedya