Zona Clientes
User
Password
Campus e-Learning
User
Password
  • Zona Clientes
  • Campus E-Learning
Noticias  /  La prevención de Riesgos en el Sector Forestal

La prevención de Riesgos en el Sector Forestal

El sector forestal en España es un importante motor de la economía, favoreciendo la creación de empleos en las zonas rurales desfavorecidas gracias al incremento de las nuevas formas de construcción, bioconstrucción, biomasa, el turismo rural o la micología. Después del sector de la construcción e industria, es el que más siniestralidad laboral presenta debido a las condiciones específicas del trabajo, como es el trabajo al aire libre, la mecanización de los trabajos, la alta subcontratación, la estacionalidad de los trabajos, la rotación de los puestos de trabajo y no podemos olvidarnos de las labores de extinción de incendios.

01/01/1970

El sector forestal en España es un importante motor de la economía, favoreciendo la creación de empleos en las zonas rurales desfavorecidas gracias al incremento de las nuevas formas de construcción, bioconstrucción, biomasa, el turismo rural o la micología.

Después del sector de la construcción e industria, es el que más siniestralidad laboral presenta debido a las condiciones específicas del trabajo, como es el trabajo al aire libre, la mecanización de los trabajos, la alta subcontratación, la estacionalidad de los trabajos, la rotación de los puestos de trabajo y no podemos olvidarnos de las labores de extinción de incendios.

La combinación de éstas características de trabajo con los factores de riesgos propios de la actividad como son las condiciones abruptas del terreno, los factores de riesgo del clima que incluyen altas y bajas temperaturas o los riesgos derivados de la utilización de las herramientas manuales, hacen imprescindible prestar una atención especial a la protección de los trabajadores.

La formación de los trabajadores cobra una importancia especial debido a la baja cualificación del personal que procede de otros sectores distintos al forestal, como la mano de obra procedente de la construcción debido a la crisis que afecta a éste último. Crear una cultura preventiva es primordial para evitar accidentes originados por el desconocimiento en el uso de las herramientas manuales, motosierras y desbrozadoras principalmente, o de las técnicas de trabajo seguro.

En una evaluación de riesgos, nos encontramos con diferentes factores de riesgo como los climáticos. Los trabajadores se encuentras expuestos a altas y bajas temperaturas y a radiaciones solares, durante su jornada laboral dependiendo de la época del año. Debido a que sus centros de trabajo se encuentran en el medio natural, también están expuestos a factores biológicos, picaduras de reptiles y arácnidos, y a las condiciones abruptas del terreno.

Es imprescindible la utilización de la ropa adecuada de trabajo dependiendo de la época del año, utilizar cremas de protección solar, tanto en invierno como en verano, estar bien hidratados y utilizar gorras o sombreros que nos protejan la cabeza de la acción más directa de los rayos solares. También las cuadrillas de trabajo deben de disponer de al menos dos botiquines, uno a pie de tajo y otro en el vehículo, que contengan desinfectantes y antisépticos autorizados, gasas estériles, algodón hidrófilo, venda, esparadrapo, apósitos adhesivos, tijeras, pinzas y guantes desechables.

Otros factores de riesgo son los ocasionados por la exposición a los agentes físicos, (ruido y vibraciones), la exposición a productos químicos en aquellos trabajos que requieran de un tratamiento fitosanitario, (los trabajadores que realicen éste tipo de trabajos tienen que tener un carnet de manipulación de productos fitosanitarios), o riesgos ergonómicos debido a la manipulación manual de cargas.

Otro factor a tener en cuenta es el psicosocial, debido a las características monótonas de su jornada laboral, la alta carga de trabajo, el trabajo a turnos o la poca estabilidad laboral. Por ello es importantes adecuar la carga de trabajo a la duración de la jornada laboral, una buena organización del trabajo, establecer pausas de descanso y en la medida de lo posible, evitar la monotonía.

Los tipos de accidentes más comunes de la actividad forestal son los originados por golpes como resultado de caídas debido a la orografía del terreno, torceduras, resbalones y esguinces de rodilla y tobillo.

Las lesiones musculoesqueléticos son frecuentes debido a los sobreesfuerzos y el esfuerzo físico y postural (posturas forzadas por el uso de motosierras y desbrozadoras) muy presente en éste tipo de trabajo, siendo las lesiones más frecuentes las lumbalgias, distensiones musculares y tendinitis. Un buen estado físico de los trabajadores y formación en manipulación manual de cargas y la ayuda de medios auxiliares, contribuyen a disminuir el número de lesiones musculares.

Para concluir y desde el punto de vista prevencionista, dado el alto número de siniestralidad laboral que afecta a los trabajadores forestales, es muy importante elaborar procedimientos de trabajo seguros y alcanzar un profesionalización del sector que reduzca éste índice de siniestralidad laboral.

Artículo de: Samuel Bonis García
Fuente: AEPSAL

Reconocimientos y participación

Top 100.000 EmpresasEmpresa Responsable con el VIH  y el Sida en EspañaWorld Compliance AssociationSTAREGISTERMicrosoftHiscoxEmpresa colaboradora Un Reto Social EmpresarialRecomendados por AEPSALEstrategia de emprendimiento y empleo jovenMiembros firmantes del Pacto de LuxemburgoMiembros de AENOAIntedya
 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar   Rechazar