Zona Clientes
User
Password
Campus e-Learning
User
Password
  • Zona Clientes
  • Campus E-Learning
Noticias  /  ¿Cómo prevenir las lesiones de espalda?

¿Cómo prevenir las lesiones de espalda?

La manipulación manual de cargas es una tarea muy habitual en prácticamente todos los sectores de actividad, desde la industria pesada hasta el sector sanitario, pasando por todo tipo de servicios. Sigue leyendo para saber cómo podrás prevenir las lesiones en la zona dorsolumbar!

01/01/1970

En prácticamente todos los sectores de actividad nos vamos a encontrar con tareas que impliquen manipular cargas manualmente, desde la industria pesada hasta el sector sanitario, pasando por todo tipo de industrias y servicios.

La manipulación manual de cargas (MMC) en muchos casos es responsable de la aparición de fatiga física o bien de lesiones se pueden producir de una forma repentina o por la acumulación de pequeños traumatismos aparentemente sin importancia.

Las lesiones más frecuentes son, entre otras: contusiones, cortes, heridas, fracturas y sobre todo, lesiones musculoesqueléticas. Estas últimas se pueden producir en cualquier zona del cuerpo, pero son más sensibles los miembros superiores y la espalda, en especial la zona dorsolumbar.

Según la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, el 55% de los trabajadores que declaran manipular cargas pesadas, manifiestan sufrir molestias musculoesqueléticas en la zona lumbar. Estas lesiones aunque no son mortales, pueden tener una larga curación, y en muchos casos requieren una larga rehabilitación originando grandes costes económicos y humanos, ya que el trabajador queda muchas veces incapacitado para realizar su trabajo habitual y su calidad de vida puede quedar deteriorada. Es una de las causas más frecuentes de accidentes laborales con un 20-25% del total. 

Entendemos por manipulación manual de cargas cualquier operación de transporte o sujeción de una carga por parte uno o varios trabajadores, como el levantamiento, la colocación, el empuje, la tracción o el desplazamiento.

La carga es cualquier objeto susceptible de ser movido, incluyendo personas y animales. También se considerará carga los materiales que se manipulen por medios mecánicos pero que requieran aún del esfuerzo humano para moverlos o colocarlos en su posición definitiva.

Por todo ello, si en algún momento tienes que manipular manualmente una carga, es muy importante que conozcas las claves para el manejo seguro de cargas.

En primer lugar, si es posible, se deberán adoptar medidas para eliminar  el riesgo de manipulación manual de cargas mediante la automatización o mecanización de los procesos. Existen muchos mecanismos para ello, por ejemplo mediante la paletización de las cargas que permita su transporte mediante carretillas elevadoras, cintas transportadoras, grúas, etc.

Si no es posible la eliminación del riesgo, se pueden utilizara ayudas que faciliten el manejo manual de cargas. Por ejemplo, mediante carretillas elevadoras, cintas transportadoras, rodillos, carros, volteadores, cabrestantes, poleas, tornos, etc. 

Cuando una carga sea de peso excesivo, pedir ayuda a un compañero/a. En este caso es muy importante la comunicación y la coordinación entre los dos. Antes de comenzar el levantamiento de la carga, se deberán sincronizar para evitar que uno levante antes que el otro y se deberá planificar el recorrido, esto es, saber a dónde se va y el camino que se va a seguir. 

Hay que respetar los pesos máximos admitidos. Toda carga que pese más de 3 kg puede entrañar un potencial riesgo dorsolumbar. A pesar de ser una carga bastante ligera, si se manipula en unas condiciones ergonómicas desfavorables (por ejemplo, alejada del cuerpo, con suelos inestables, etc.) podría generar un riesgo para la salud. De la misma forma, las cargas que pesen más de 25 kg muy probablemente constituyan un riesgo en sí mismas, aunque no existan otras condiciones ergonómicas desfavorables. Si se trata de mujeres, trabajadores jóvenes o mayores, no se deben manejar cargas superiores a 15 kg. En circunstancias especiales, los trabajadores sanos y entrenados físicamente podrían manipular cargas de hasta 40 kg, siempre que la tarea se realice de forma esporádica y en condiciones seguras. Estos pesos recomendados son para condiciones ideales, esto es, su combinación con otros factores como puede ser una mala postura, la posición de la carga, etc., pueden determinar la necesidad de reducir el peso de la carga.

La posición de la carga más favorable es pegada al cuerpo, a una altura comprendida entre los codos y los nudillos. A mayor alejamiento de las cargas respecto al centro de gravedad del cuerpo del trabajador, aumenta el riesgo de sufrir una lesión. Además, se debe evitar en la medida de lo posible los giros del tronco, pues favorecen las lesiones.

Se evitará en la medida de lo posible la manipulación de cargas por encima de los hombros y por debajo de las rodillas y deberás asegurarte de que la zona de transporte esté libre de obstáculos antes de comenzar a manipular la carga manualmente. 

Se recomienda la alternancia de tareas y la realización de pausas, que se establecerán en función de cada persona y del esfuerzo que exija el puesto de trabajo.

Además de los aspectos relacionados con la carga, su peso, su tamaño, etc., debemos conocer las buenas prácticas para manipular una carga manualmente. Por ello, para levantar una carga se deberán tener en cuenta los siguientes pasos

Se deberá hacer uso de los equipos de protección individual para la manipulación manual de cargas: calzado de seguridad, guantes, y en caso de ser necesario, una faja lumbar. 

Es conveniente hacer ejercicios para fortalecer la espalda y reducir la tensión. El tener una espalda y músculos abdominales fuertes es importante para facilitar el trabajo al que expone a su espalda cada día. Haciendo simples ejercicios de fortalecimiento de la espalda, no sólo se fortalece la espalda sino que también se reduce la tensión y mejora su apariencia. Por tanto, cuanto más tono muscular, más protegida estará tu espalda. 

Estas buenas prácticas para el manejo seguro de cargas en materia de Prevención de Riesgos Laborales ayudarán a la prevención de las lesiones dorsolumbares, que se caracterizan por tener una larga curación, y en muchos casos requieren una larga rehabilitación. Es de vital importancia mantener una espalda sana, pues es lo que nos mantiene erguidos, siguiendo las técnicas de manejo seguro de cargas que hemos visto en este Post o matriculándose en nuestro Curso de Prevención de Riesgos Laborales en materia de Manipulación Manual de Cargas.

Si tienes dudas acerca de cualquier aspecto relacionado con la Prevención de Riesgos Laborales, desde PREVENSYSTEM podemos ayudarte a que aprendas a gestionar la prevención en tu empresa mediante TS SSL o PS SSL o mediante la contratación de nuestro Servicio de Prevención Ajeno.

Reconocimientos y participación

Top 100.000 EmpresasEmpresa Responsable con el VIH  y el Sida en EspañaWorld Compliance AssociationSTAREGISTERMicrosoftHiscoxEmpresa colaboradora Un Reto Social EmpresarialRecomendados por AEPSALEstrategia de emprendimiento y empleo jovenMiembros firmantes del Pacto de LuxemburgoMiembros de AENOAIntedya
 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar   Rechazar