Zona Clientes
User
Password
Campus e-Learning
User
Password
  • Zona Clientes
  • Campus E-Learning
Noticias  /  EL ACEITE DE PALMA BAJO EL PUNTO DE MIRA

EL ACEITE DE PALMA BAJO EL PUNTO DE MIRA

En las últimas semanas, las redes sociales y los medios de comunicación se han dedicado a tratar el tema contra el aceite de palma por sus efectos en la salud y su impacto medio ambiental. De esta forma, muchas cadenas de supermercados estudian la retirada de productos que tengan este ingrediente. Pero… ¿conocemos realmente qué es el aceite de palma?

01/01/1970

¿Conocemos realmente qué es el aceite de palma?

El aceite de palma es uno de los aceites vegetales más importantes, y actualmente,  es el aceite más consumido en el mundo, incluido en Europa, que importa al año unos 9 millones de toneladas, de las que 5 o 6 se destinan a la alimentación industrial. Se produce a partir de los frutos de la palma africana (Elaeis guineensis), un cultivo originario de África occidental pero que en nuestros días, se ha extendido a zonas tropicales.

De estas zonas tropicales se destaca Indonesia (con el 51% de la producción mundial de aceite de palma)  y Malasia (con el 32%), donde representa una base importante para sus  economías. Otros países exportadores de aceite de palma son Papúa Nueva Guinea, Colombia, Tailandia, Camboya, Brasil y México.

¿En qué productos podemos encontrar el aceite de palma?

El aceite de palma se ha convertido en una materia prima usada a nivel global para la elaboración de una gran cantidad de productos de la industria alimentaria y cosmética.

Actualmente, casi cualquier alimento procesado contiene aceite de palma: bollería, patatas fritas, margarinas, cereales, chocolates, pizzas precocinadas, aperitivos dulces y salados, salsas, confitería en general, helados y otros muchos. Además, también se encuentra en piensos para animales y en productos de otras industrias, especialmente los cosméticos, como champús, geles, dentríficos y cremas hidratantes.

¿Qué efectos tiene para la salud?

La composición del aceite de palma está constituida por, aproximadamente, un 50% de ácidos grasos saturados, un 40% ácidos grasos insaturados y un 10% de ácidos grasos poliinsaturados. 

Debido a este alto contenido en grasas saturadas, el aceite de palma aumenta el nivel de colesterol  en sangre y puede aumentar así el riesgo de padecer alguna enfermedad coronaria. Además, en este sentido, también se ha relacionado con la obesidad o con cambios en la flora intestinal (microbiota).

Conjuntamente, según informó la organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés), en el refinado del aceite de palma, éste puede ser sometido a temperaturas de procesado superiores a los 200 grados centígrados, produciendo ácido graso glicidilo, una sustancia considerada cancerígena y tóxica, dañino para los riñones, pulmones, hígado y el corazón.

Impacto medio ambiental que puede provocar

Además de los efectos negativos que produce el consumo de aceite de palma para la salud, también es importante destacar su impacto medio ambiental, e incluso social.

Para la extracción del aceite de palma en las zonas tropicales de Indonesia y Malasia  (donde ya se ha comentado que constituyen más del 80% de la producción mundial), la expansión del cultivo se está realizando a costa de la tala masificada de bosques y selvas. 

De esta forma, se ha asociado la producción de aceite de palma con la deforestación de los bosques tropicales, provocando un efecto negativo en el cambio climático,  la apropiación de tierras pertenecientes a comunidades autóctonas, abusos contra los derechos humanos y pone en riesgo la biodiversidad del Sudeste Asiático, potenciando la extinción de ciertas especies protegidas como el orangután, el elefante o el tigre.

Y entonces... ¿Por qué se utiliza?

Después de lo que hemos comentado anteriormente sobre las consecuencias en la salud y el impacto ambiental que genera la producción de aceite de palma, ¿Por qué sigue existiendo esta gran demanda del aceite de palma por el sector alimentario y las grandes multinacionales?

El aceite de palma es el óptimo para el procesado de alimentos en la industria alimentaria, constituye una materia prima barata comparada con grasas y aceites de otro origen y resulta muy versátil.

Otro punto interesante para la industria alimentaria son las buenas propiedades de textura que tiene el aceite de palma, que le hace permanecer sólido a temperatura ambiente, confiriendo al producto una textura sedosa y untuosa que, al resultar más denso que otros aceites,  se considera perfecto para la elaboración de productos más consistentes. Esta propiedad es ideal para la elaboración de productos de panadería y bollería, productos con chocolate, etc.

Y si es perjudicial, ¿Por qué no lo prohíben?

El Consejo Europeo para la Información Alimentaria (EUFIC) explica que el aceite de palma en sí no supone un riesgo para la salud, y que la relación entre nutrición y salud debe establecerse teniendo en cuenta el conjunto de la dieta. De manera que, superar la ingesta diaria recomendada de grasas saturadas es peligroso, sea cual sea su origen.

Por otra parte, la EFSA ha indicado que se necesitan más informes del aceite de palma para confirmar ese riesgo para la salud. Además, el aceite de palma no está en el listado que la OMS elaboró para señalar sustancias cancerígenas, por lo que de momento, no hay indicios para prohibir su consumo.

Y entonces…

No obstante, cada vez se cuenta con más herramientas para que el consumidor pueda detectar este ingrediente en los alimentos. Desde diciembre de 2014  es obligatorio detallar en el etiquetado el tipo de aceite vegetal que lleva un producto, de manera que el consumidor puede identificar el aceite de palma en la lista de ingredientes.

Con esta nueva norma, queda insuficiente el término “aceites vegetales”, que antes se utilizaba y con el que las industrias alimentarias solían englobar al aceite de palma, al de colza, el de soja y al de coco.

Además, la influencia de los últimos estudios en materia de salud sobre el aceite de palma, junto con el impacto de los medios de comunicación y  las redes sociales, ha producido que supermercados ecológicos dejarán de comercializar con productos que estuvieran elaborados con aceite de palma.

Esta medida ha desencadenado que Alcampo, se sumase a esta iniciativa y dejase de vender sus productos de marca propia elaborados con aceite de palma. Otras grandes cadenas de supermercados, como Eroski, Día, Hipercor, Lidl o Mercadona estudian aplicar la misma medida.

Reconocimientos y participación

Top 100.000 EmpresasEmpresa Responsable con el VIH  y el Sida en EspañaWorld Compliance AssociationSTAREGISTERMicrosoftHiscoxEmpresa colaboradora Un Reto Social EmpresarialRecomendados por AEPSALEstrategia de emprendimiento y empleo jovenMiembros firmantes del Pacto de LuxemburgoMiembros de AENOAIntedya
 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar   Rechazar