Zona Clientes
User
Password
Campus e-Learning
User
Password
  • Zona Clientes
  • Campus E-Learning
Noticias  /  Espacios cardioprotegidos y tecnología

Espacios cardioprotegidos y tecnología

Una vez más, la innovación se pone a nuestra disposición para hacernos la vida más fácil. Aunque, en este caso, sería más acertado decir que nos hace la vida más larga. En este post veremos cómo la tecnología nos puede salvar ante una parada cardiorrespiratoria!

01/01/1970

Las enfermedades del sistema circulatorio son la primera causa de muerte entre los españoles, según datos de 2015, los últimos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Destacan la insuficiencia cardíaca, el infarto agudo de miocardio y las enfermedades hipertensivas, todas ellas pueden llevar a una parada cardiorrespiratoria. 

En España, cada año, mueren unas 30.000 personas a causa de una parada cardiorrespiratoria. Es FUNDAMENTAL la rapidez con la que se atiende al paciente para que sobreviva. Actualmente, contamos con 3 DESFIBRILADORES EXTERNOS AUTOMATICOS (DEA) por cada 10.000 habitantes, por ello “Estamos a la cola de Europa”. 

 

Significa: 


Un 25 % de las 30.000 muertes que se producen al año en España por parad cardiorrespiratoria son presenciadas por personas que podrían salvarles la vida si contasen con un desfibrilador cerca.

Todos podemos ser víctimas, las personas sanas también pueden tener un fallo del corazón y sufrir una muerte súbita. El 50 % de quienes fallecen súbitamente "no muestran ninguna enfermedad o antecedente relevante ni se detecta la causa del infarto", asegura el cardiólogo Ignacio Fernández.

Cuando se produce una parada cardíaca el tiempo de respuesta es vital. Se debe auxiliar al paciente en los primeros minutos pues, superados los primeros cinco minutos, las secuelas crecen de forma exponencial. 

Cada minuto que transcurre sin actuar desde que se produce el paro cardíaco se reducen las probabilidades de supervivencia entre el 7 % y el 10 %. Si se tarda más de diez minutos, en caso de sobrevivir, las secuelas son tan importantes que pueden ser incompatibles con la vida.

Por este motivo es necesario que cada vez haya más espacios cardioprotegidos, es decir, que aumente el número de edificios y lugares públicos en los que haya un desfibrilador y personal formado para su uso. 

El objetivo es que, en el caso de que se produzca un paro cardíaco, se garantice que ese sitio "está preparado para actuar eficientemente como primer interviniente hasta la llegada de los servicios de emergencia", según detalla la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo, entidad que certifica los espacios adecuadamente cardioprotegidos.


Uso sencillo del desfibrilador

Lo único que puede curar a un corazón sin latido es la rápida actuación con un desfibrilador. Cuando alguien sufre un paro cardiorrespiratorio, el primer paso es que las personas de su alrededor sepan reconocer la situación y actúen en consecuencia. Es entonces cuando se debe, en primer lugar, alertar a los servicios de emergencia. En segundo lugar, se deberían iniciar las maniobras de Soporte Vital Básico (SVB) o Reanimación Cardiopulmonar (RCP) hasta que llegue la ambulancia o el paciente se recupere. Y por último, se tiene que solicitar un desfibrilador, si se dispone de alguno cerca.

Cualquier persona puede utilizar un desfibrilador como los que se instalan en los espacios cardioprotegidos pues es muy sencillo. Una vez puesto en marcha, el dispositivo da las instrucciones necesarias para asistir al paciente. Para empezar, hay que colocar unos electrodos en el pecho de la víctima para que el aparato efectúe un electrocardiograma. Así, el desfibrilador lee el ritmo cardíaco y detecta si es necesaria una descarga eléctrica o no para restaurar el ritmo cardíaco normal generando latidos efectivos y revertir la situación.


La innovación se pone a nuestra disposición para hacernos la vida más fácil

Si finalmente el paciente necesita recibir descargas, el aparato indicará cómo proceder. Actualmente, podemos encontrar dos tipos de desfibriladores: el DESA y el DEA. El Desfibrilador Externo Semi-Automático (DESA), instalado en el 98 % de los espacios cardioprotegidos, avisa que nadie toque al paciente -para evitar que se electrocute- e informa a la persona que asiste de que ya puede presionar el botón para aplicar la descarga. En cambio, el Desfibrilador Externo Automático (DEA) advierte que nadie toque al paciente y libera una descarga directamente sin presionar ningún botón. 

Además, recientemente ha salido en la prensa que una «app» de móvil permitirá localizar desfibriladores para paradas cardíacas y contactará con voluntarios para la reanimación mientras no llega la ambulancia.

Dice el secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el madrileño Ignacio Fernández Lozano, que ha tenido que intervenir en dos paradas cardíacas en la calle en su vida. Tras hacer las maniobras de reanimación cardiopulmonar, uno de los enfermos sobrevivió; el otro, no. «En este caso, poco después me enteré de que quince metros más atrás había un desfibrilador». Pero no pudo usarlo porque no lo sabía.

Para que estas cosas no pasen, la SEC y la Cruz Roja van a crear un registro de desfibriladores externos automatizados (DEA) de toda España. Además, están ultimando una aplicación de móvil que tendrá dos funciones: que el usuario sepa dónde hay un DEA y que cuando se produzca una parada cardíaca los servicios de emergencias puedan contactar con los voluntarios que se registren y estén cerca del enfermo para que intervengan mientras no llega una ambulancia. La app se llamará Ariadna y, según las estimaciones de la sociedad que reúne a los cardiólogos españoles, funcionará a partir del próximo mes.

Una vez más, la innovación se pone a nuestra disposición para hacernos la vida más fácil. Aunque, en este caso, sería más acertado decir que nos hace la vida más larga. Eso sí, no por contar con estos avances tecnológicos podemos relajarnos, ya que para beneficiarnos de ellos necesitamos que haya un desfibrilador cerca. Y eso no se cura con patentes: hace falta más voluntad.

En PREVENSYSTEM creamos Espacios Cardioprotegidos así que no dude en ponerse en contacto con nosotros y le contaremos todo lo que necesite saber acerca de la cardioprotección!!!!


 

Reconocimientos y participación

Top 100.000 EmpresasEmpresa Responsable con el VIH  y el Sida en EspañaWorld Compliance AssociationSTAREGISTERMicrosoftHiscoxEmpresa colaboradora Un Reto Social EmpresarialRecomendados por AEPSALEstrategia de emprendimiento y empleo jovenMiembros firmantes del Pacto de LuxemburgoMiembros de AENOAIntedya
 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar   Rechazar